1. Primera Consulta

Comenzará siempre por la anamnesis o interrogatorio en la cual nos relatarán los antecedentes de cada uno, así como el  camino seguido hasta llegar a nosotros, básicamente tiempo de búsqueda y estudios y tratamientos realizados previamente. Será de gran utilidad que repasen fechas de estudios y tratamientos previos si los hubo, tipos de tratamiento y dosis de las drogas empleadas y la respuesta a los mismos.
En la mujer nos focalizaremos en sus antecentes más importantes:

  1. Enfermedades clínicas generales y ginecológicas.. Tienen especial relevancia diagnósticos y tratamientos por problemas hormonales, cambios importantes de peso o infecciones urinarias y ginecológicas. También se tiene en cuanta el tabaquismo actual o previo y cualquier medicación que se ingiera aunque sea en forma discontinua

  2. Operaciones. Las más importantes son las realizadas en pelvis y abdomen.

  3. Familiares.  Se tienen en cuenta los trastornos reproductivos, así como diabetes, hipertensión arterial o cáncer en especial de mama, ovario o gastrointestinal.

  4. Tocoginecológicos. Incluyen la edad de la primer menstruación (menarca) y cómo se establecieron los ciclos en los primeros años. También se interroga acerca de la presencia de acné o desarrollo piloso mayor que las amigas, así como los métodos anticonceptivos utilizados, y la longitud, dolor e intensidad de los ciclos menstruales actuales y anteriores. Además se tendrán en cuenta embarazos previos y su desenlace.    

 

En la ficha masculina veremos los antecedentes clínicos y quirúrgicos con especial relevancia en demoras en el descenso testicular en la niñez, infecciones genitales o varicocele.
En ambos miembros de la pareja resultarán de especial importancia el estilo de vida, tabaquismo, abuso de alcohol o drogas recreacionales.
Finalmente, se tendrán en cuenta datos vinculados con la vida sexual en particular: frecuencia, posiciones habituales, dolores durante o después de la relación, efluvios seminales y dificultades relacionadas con la sexualidad.

En esa primer consulta también veremos y tomaremos nota de los resultados de los estudios realizados y de la respuesta a los tratamientos intentados, si los hubo.
De la anamnesis surgirá el plan de estudios adecuado a cada pareja para llegar a un diagnóstico de la probable causa de la infertilidad al cual llegamos en más del 90% de los casos.
Es muy importante que traigan con ustedes los resultados de todos los estudios realizados previamente, para que el profesional determine su relevancia.